Por Elena Delso

La nueva película de Cesc Gay cuenta la historia de dos amigos y su perro Truman. Tomás ha ido a visitar a su amigo Julián y juntos viven cuatro intensas jornadas. Julián, interpretado por Darín, es un actor enfermo de cáncer que recibe la visita en Madrid de Tomás (Cámara), desde Canadá, para despedirse. Truman, su querido perro, es espectador de sus conversaciones. Se producen situaciones y diálogos duros, pero con las dosis de ironía y sentido del humor a las que nos tiene acostumbrados el director de cintas como ‘Krampack’ o ‘Una pistola en cada mano’.

Ricardo Darín y Javier Cámara aparecieron brillantes y compenetrados en la sala de prensa de San Sebastián, junto con el resto del equipo. Reconocieron haber creado un grupo de Whatsapp y echarse mucho de menos tras el rodaje, al formar un equipo muy unido. No siempre esta conexión personal se traslada a la gran pantalla, pero éste es uno de los casos en los que la buena química afecta al resultado final.

La historia de alguien que acompaña a su amigo y respeta sus últimas decisiones –una “una oda a la amistad y al amor”, en palabras de Gay– hace imprescindible acudir a la sala de cine con un buen cargamento de kleenex.

Foto de Elena Delso: el equipo de ‘Truman’ en rueda de prensa.

web-2015092101-SanSebastian2015-Truman