ENTREVISTA a Sarah Gravon y Theresa Ikoko, directora y guionista de Rocks.

Este jueves se ha presentado en la Sección Oficial de la 67 Festival de Cine de San Sebastián Rocks, un conmovedor drama juvenil, ambientado en el Londres más multicultural y desfavorecido.

Rocks es una adolescente con grandes sueños de futuro, amigas leales y divertidas, y un hermano pequeño que la adora. A Rocks le gusta la escuela, y vive una vida plena en el East London con sus amigas. El mundo de Rocks se trastoca cuando llega del colegio y su madre se ha ido, dejando algo de dinero y una nota con un «lo siento».

Directora (Sarah Gavron) y guionista (Theresa Ikoko) llegan a la ciudad donostiarra confesando haber comprobado a cuántos niños y niñas les echan del colegio por delitos menores: «se pierden a través de las fisuras del sistema», comentaba Gavron, menos acostumbrada a esos ambientes.
Rocks, la nueva película de Sarah Gavron (Suffragette (2015), «Brick Lane» (2007)) no tiene, por el momento, distribución en España. 

  • Dedicasteis mucho tiempo al desarrollo y planteamiento de la película, ¿podrías hablarnos cómo fue el proceso?

Sarah: empezamos queriendo hacer una película sobre mujeres jóvenes en Londres, un tipo de perfil que no vemos a menudo en las pantallas. Y, en vez de empezar con un guion predeterminado, primero pensamos en buscar un grupo de actores y actrices y en torno a ellos crear una historia. Algo muy inusual y que sabíamos de antemano que iba a generar suspicacias. 
La directora de casting estuvo un año buscando jóvenes para el proyecto. Fue una reconstrucción lenta.

Theresa: partimos de un guion pero no del todo definido, era una idea que ni siquiera reflejaba lo que realmente queríamos y, tras la búsqueda de las actrices, volvimos al principio para reescribirlo. Fue entonces cuando recordé en una historia personal, sobre una carta de amor que le escribí a mi hermana, Claire, una mujer negra, con corazón grandioso y que simbolizaba un elemento de poder.

  • Estamos acostumbrados a ver películas de crítica social de carácter pesimista, ¿desde qué punto lo trabajasteis? 

S: en mi juventud había bastante provisión para los jóvenes, pero eso se fue recortando y la nueva política excluye niños que no llegan a los niveles estándares. Mi impresión es que, en los últimos 10 años, los cambios han sido a peor. Lo bonito de este equipo fue descubrir que las niñas, pese a las carencias, son fuertes y tiene recursos y potencial.
Algunos momentos no éramos consciente de qué está pasando pero decía “graba, graba, graba, luego ya veremos qué hacemos con esto”. Todo adquirió un carácter muy experimental y visceral. 

  • ¿Cómo conseguisteis crear un resguardo de seguridad en torno al set?

T: el grupo de chicas eran muy ruidosas, eso se ve en la película, lo que hizo que en ocasiones fuese un proceso difícil de filmar. El equipo me apoyó mucho a gestionar esa energía, pero, además, pasamos mucho tiempo creando seguridad. Durante toda la película, la idea era alentar y dar confianza para que se sintiesen libres al interpretar. 
Emanuel y Bokkie llegaron a ser casi hermanos detrás de las cámaras y continúan siendo grandes amigos.

  • ¿Por qué escogiste a Helene Louvart como tu directora de fotografía?

S: buscábamos un equipo adecuado, gente joven que estuviese conectada con el mundo del cine pero entendiese muy bien a los jóvenes. En este caso quería una mujer que conectase con esta historia y ella reaccionó inmediatamente, tenía mucho que decir sobre cada registro emocional. Bailaba filmando en torno a las chicas y creó fuertes lazos con ellas. 

  • Respecto al aspecto visual escogido, ¿por qué vuelves a rodar a 2 cámara?

S: la idea era el énfasis capturar a las chicas desde el interior, no desde fuera, para participar en su mundo. Mantener la cámara a la altura de sus ojos, siguiéndolas en todo momento (pretendía transmitir la mirada de los adolescentes). La utilización de 2 cámaras nos permitió estar cubiertos si se producía algún momento espontáneo y registrarlo, para no repetir y, además, disponer de varias opciones de montaje sobre un momento en particular. 
Por otro lado, ya lo había hecho en mis anteriores películas así que a la directora de foto le pareció bien. 

  • El equipo técnico destaca por ser mayoritariamente femenino, ¿cómo de importante ha sido esta decisión?

T: yo no sabía que era algo inusual en el sector y, para mí, era importante crear un ambiente seguro, donde reflejarse. Un campo de entrenamiento e intercambio mutuo, a través de papeles a los que pudiesen aspirar. Hubo un momento en set en el que tuve claro lo que quería hacer y sin ver mujeres haciéndolo no lo habría sabido.

  • Respecto a la diversidad del reparto: ¿sabías qué tipo de mezcla cultural querías?

S: cualquier chica era bien recibida, no existían pautas preestablecidas, simplemente estas fueron las que se llevaron bien. Crearon el reparto ellas mismas y, precisamente, el regalo fue la amistad que crearon. Fue bonito ver cómo creció ese apego durante 1 año. 

  • ¿Cómo decidís quién va a ser la actriz principal y dinámica de grupo?

T: honestamente, como nadie sabía realmente qué iba a ocurrir no había presión de quién iba a hacer cada papel, se convirtió en un proceso orgánico.
Tuve una afinidad con Bookie para representar el tipo de mujer que quería. En todo el proceso se abrió y esforzó y el resto la miraban con ilusión. Pensaba y lo hacía y se entregaba cada día más. Todos se protegían entre ellos y se ilusionaban con ella.

  • ¿Tienéis la sensación de que en el sector las cosas están cambiando?

S: Cuando yo acabé de estudiar el porcentaje de directoras era bajísimo. El movimiento ME TOO va a tener un impacto en el despertar de las mujeres en el mundo del cine que agradezco. Y, ojalá, más proyectos como este ocurran y nos apoyen económicamente. 

Las mujeres no somos un riesgo, ni los negros o los asiáticos y resulta muy peligroso ese lenguaje. No podemos relajarnos, nosotras hicimos grandes esfuerzos buscando apoyos para un proyecto que desde el principio sabíamos era complicado. 

  • Y respecto a las actrices ¿os habéis encontrado en alguna ocasión inconvenientes o directrices en la búsqueda de casting?

S: sí, al darnos el dinero nos exigían ciertas actrices en el reparto (tal fue el caso de nuestra anterior película). Con ROCKS el presupuesto era menor y sabíamos que no íbamos a conseguir grandes actores, pero tampoco era la idea. 

  • ¿Theresa, tu hermana ha visto la película?

T: sí, y pese a que es bastante fuerte, como Bookie, lloró al verla. Ese es el mayor agradecimiento que podía recibir. 

  • ¿Theresa, entra en tus planes continuar en el cine? ¿Cuáles te gustaría que fuesen tus siguientes pasos en el cine?

T: Seguir haciendo películas de la misma forma. Rodeada de gente que quiere y mima tu proyecto. Toda persona que viene a trabajar debería estar rodeado de amor en rodaje, es así como se consigue momentos de placer y se logran los cambios.

La realizadora británica, Sarah Gavron, dirige, con talento, a un casting que rebosa frescura y naturalidad (excelente Bukky Bakray).

Sección Oficial del 67º Festival de San Sebastián 

Título original: Rocks. Dirección: Sarah Gavron. Reparto: Bukky Bakray, Kosar Ali, D’angelou Osei Kissiedu, Shaneigha-Monik Greyson, Ruby Stokes, Tawheda Begum. Duración: 93 min. País: Reino Unido (2019).