El actor mexicano, protagonista de Amores Perros, presenta su segundo largometraje como director, Chicuarotes.

Tras debutar como realizador con Déficit (2007), Gael García Bernal firma una historia de dos adolescentes de San Gregorio de Acapulco que buscan desesperadamente alejarse de las circunstancias opresivas en las que viven.  

Después exhibir la película en el festival de Cannes (proyección especial, fuera de competición), Bernal llega a San Sebastián destilando energía y trasladando un mensaje firme e innegable, en el que la ingenuidad e impaciencia puede desembocar en la más implacable delincuencia.

Chicuarotes transcurre en San Gregorio Atlapulco, una comunidad cuyas voces y paisajes exponen dos de las sangrías más visibles de México: la pobreza y la violencia.

Cagalera y Moloteco son dos adolescentes de San Gregorio Atlapulco que buscan desesperadamente alejarse de las circunstancias opresivas en las que viven. Cuando se enteran de la oportunidad de comprar una plaza en el sindicato de electricistas, que podría transformar sus vidas, se adentran en el oscuro mundo criminal de la Ciudad de México, en un intento por comprar su libertad. 

La función de los payasos Cagalera (Benny Emmanuel) y Moloteco (Gabriel Carbajal) comienza en un viaje de transporte público, acordonado por Xochimilco, un barrio obrero del sur. La desesperada búsqueda de este par de adolescentes por escapar de la pobreza se convierte en una hazaña juvenil, herida por la falta de empatía, amor e inconsciencia.

La falta de oportunidades les empuja a la violencia, precisamente para escapar de la que ejerce la capital mexicana, convirtiendo la película en un espejo ante la impunidad. En el microcosmos de Chicuarotes, donde todos se conocen por sus apodos y los obstáculos se afrontan con ocurrencia y socarronería, queda al descubierto una injusticia que parece heredada de Los Olvidados (Luis Buñuel, 1950). Una mezcla extravagante de comedia y drama con la que se consigue un universo de diálogos realmente buenos.

Sus actores noveles, los denominados chicuarotes, gentilicio con el que se conoce a los habitantes de San Gregorio de Atlapulco (población de poco más de 20.000 habitantes) y metáfora de la figura del axolote (animal que solo puede vivir en cautiverio), logran una aventura loca e incómoda. 

Gael García Bernal es más conocido por su faceta de actor en títulos como Amores perros, Y tu mamá también o Diarios de motocicleta. También ha dirigido episodios para las series Aquí en la tierra y Mozart in the Jungle

Chicuarotes es el primer proyecto de La Corriente del Golfo, la productora de García Bernal y, de su buen amigo y también actor, Diego Luna.

Benny Emmanuel y Gabriel Carbajal, intérpretes de Chicuarotes.