La 59 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián se despide por todo lo alto. Un año más, el festival ha englobado el cine internacional de una forma actual, sin dejar de lago otras épocas, y rigurosa. Durante una semana, San Sebastián se ha convertido en un hervidero de glamour y flashes, así como de momentos emocionantes y sorprendentes.

Hoy, la guindilla será conocer los ganadores de los distintos premios; Premio Euskaltel de la Juventud, Kutxa-Nuevos direcores, Premio del público, premio horizontes y el largometraje ganador de La Concha de Oro. Así como la proyección de cada uno de los trabajos ganadores.

Ayer, entre una gran multitud, Antonio Banderas llegó a la capital guipuzcoana. El popular actor malagueño se mantuvo en su línea y es que firmó autógrafos a troche y moche, atendió a los periodistas que así se lo pedían y derrochó simpatía.

Banderas presentó la nueva película de animación en la que pone la voz a su protagonista, «el gato con botas», que ha saltado al estrellato gracias a la película «Shrek». Además, los ahí presentes pudieron hacerse una idea de cómo será el largo, ya que se proyectaron 20 minutos del mismo.

Por otro lado, los estudiantes de cine recibieron ayer, entre proyección y proyección de sus cortos, las visitas de cuatro profesionales del cine de reconocida trayectoria. El actor Juan Diego Boto, el realizador mexicano Arturo Ripstein, el guionista y director Guillermo Arriaga y el crítico cinematográfico Quim Casas conversaron con ellos sobre sus oficios y los retos del sector.

Paralelamente, la gala de TVE fue también el lugar elegido para entregar el Premio «Otra Mirada», que recayó en el filme iraní «Jodaeiye Nader ez Simin» / «Nader and Simin», «A Separation», dirigida por Asghar Farhadi, y que participa en el Zinemaldia en Perlas de Zabaltegi. El Premio «Otra Mirada» se otorga anualmente a la película que mejor refleja el universo de la mujer.

Fotografía: Montse G. Castillo.